Bienvenidos a este sitio web de Carbones Avante. En esta ocasión les hablaremos sobre el carbón mineral, así como sobre los productos que ofrecemos. Recuerden que si necesitan a un proveedor de carbón para uso industrial, en Avante tenemos las puertas abiertas y estamos listos para servirles.

Lo que deben saber sobre el carbón.

El carbón es una roca de color negro extraída de sedimentos, el cual es bastante rico en carbono y se emplea comúnmente como combustible. Se trata de un recurso fósil ya que la mayor parte de este mineral  se generó durante la época carbonífera, es decir hace aproximadamente 300 millones de años, además (como los demás combustibles fósiles)  consiste en un recurso que no puede renovarse. Pese a la variedad de combustibles hoy en día, el carbón continúa siendo uno de los energéticos más apreciados, sobre todo desde las revoluciones industriales hasta la actualidad. Por ejemplo, en nuestros tiempos se emplea para procesos de combustión en las centrales de electricidad y para las producciones del sector metalúrgico.

Un dato curioso en torno al carbón es que es capaz de formar compuestos en mayores cantidades que la suma de todos los demás elementos con potencial combinatorio. El más grande grupo de compuestos es el constituido por el hidrógeno y el carbono. Se tienen estimaciones de que se conocen al menos 1000 000 de compuestos del tipo orgánico, cifra que aún está en constante crecimiento. Asimismo, el carbono conforma otros compuestos inorgánicos aunque en menor proporción. El carbono natural se presenta en dos formas cristalinas alotrópicas, a saber, el grafito y el diamante, aunque también se dan otras formas como el vegetal. Es una sustancia insoluble en líquidos, bases y ácidos, así como inerte, además a elevadas temperaturas es combinada con el oxígeno para formar el conocido CO2. Cabe añadir que una gran cantidad de metales puede combinarse con este elemento a altas temperaturas con el fin de generar carburos.

Ahora bien, con respecto a su formación y según la ciencia, el carbón se originó cuando los grandes bosques de esquisetos y helechos que habitaban la tierra hace aproximadamente 300 millones de años, en la era Paleozoica quedaban al morir sepultados en las ciénagas donde moraban. Al ser estos terrenos bajos en oxígeno además de consistir en una mezcla de lodo, el proceso de putrefacción que ocurre en condiciones normales no se produjo, por lo que poco a poco se acumularon enormes porciones de plantas muertas. Con el transcurrir del tiempo, la capa de plantas muertas se cubrieron con nuevos sedimentos, y ante la temperatura y la presión ejercida, la materia orgánica fue transformándose en el carbón mineral que hoy en día conocemos.

La importancia del carbón es tal que basta con señalar que hasta un 25% de la energía primaria que se consume en todo el mundo es producida mediante este mineral, sólo por detrás de los combustibles derivados del petróleo. Asimismo, es de las primeras fuentes en la producción de electricidad (hasta un 40% de la producción en todo el mundo. Para entender con más amplitud las funciones y aplicaciones de este recurso, basta mencionar algunos ejemplos:

  1. En la producción de electricidad. Las centrales eléctricas tienen por fuente principal a las industrias de carbón pulverizado. En los últimos años han sido desarrollados otras clases de centrales que intentan incrementar su rendimiento y disminuir la liberación de contaminantes, por ejemplo, las centrales de fluido a presión. Otra tecnología que está en auge es la del ciclo combinado que emplean algunos a manera de energético de gas obtenido por medio de la gasificación del carbono.
  2. Empleo de coques de carbón. Los coques son producto de un proceso de pirolisis del carbón ante la falta de aire. Es empleado como reductor y combustible en diversas industrias, sobre todo en los hornos de grandes dimensiones. Cabe añadir que dos tercios del acero producido en el mundo deben su existencia a los coques de carbón.
  3. En los procesos de siderurgia. Al mezclarse el carbón con minerales de hierro se consigue una aleación en la cual, el hierro queda enriquecido, obteniendo así mayor elasticidad y resistencia.
  4. En diversas industrias. Las fábricas de materiales de construcción como los ladrillos o el concreto, son un ejemplo de industria en la que se requiere de suma energía por lo que se utiliza carbón como combustible.
  5. En el hogar. El primer uso que se le dio al carbón históricamente fue dentro del ámbito doméstico. Aún con el pasar del tiempo, aún se continúa usando para procesos de calefacción, sobre todo en las cocinas típicas y las viviendas de las naciones que están en vías de desarrollo.

Ahora bien, hablemos sobre nuestra firma, Avante, y sobre los carbones que distribuimos a la población mexicana. Los carbones destinados a su uso en herramientas eléctricas que ofrecemos, fungen como conductores eléctricos elaborados con materiales diversos como el cobre, el grafito entre otros, los cuales, impulsan a dichas herramientas a operar. El carbón mineral es empleado en casi todos los motores eléctricos, asimismo, es de suma utilidad en motores de electrodomésticos como aspiradoras, licuadoras, montacargas, etcétera. Sin embargo, Avante no se limita a comerciar carbones para uso en sistemas eléctrico, ya que también ofrece brocas, cabezales para taladro, entre otros productos. Aun así, nuestra especialidad es la comercialización de carbón para las industrias, por lo que si necesitan ejemplares de calidad a un precio razonable, no deben dudar en acudir con nosotros, somos por mucho la mejor opción. ¡Gracias por su visita!