Componentes principales de un motor eléctrico

Hoy en día, la mayoría de las industrias y de los aparatos que usamos diariamente en el hogar funcionan a base de maquinarias que requieren de un motor eléctrico, que transforma la energía eléctrica en energía mecánica mediante el magnetismo; el buen estado del motor es fundamental para prolongar la vida de todo el sistema, por lo cual es importante conocer sus componentes básicos, siendo los principales las escobillas de carbones, la carcasa, el estator, el rotor, la caja de conexiones, las tapas y los cojinetes.

En esta nueva entrada del blog de Carbones Avante les contaremos cuáles son los componentes del motor eléctrico y el tipo de mantenimiento que requieren.

Los principales componentes del motor se dividen en dos partes, una fija que es el estator y una móvil o rotor; ambos funcionan bajo los principios básicos del magnetismo, más específicamente, por interacciones electromagnéticas para transformar la energía eléctrica en mecánica, incluso algunos pueden revertir esta energía, transformando la mecánica en eléctrica y funcionando como generadores de energía.

Comúnmente vemos motores eléctricos en aplicaciones industriales, comerciales y domésticas, conectándose a redes de suministro eléctrico o a baterías para funcionar con la corriente eléctrica; en los automóviles también se utilizan estos motores en versiones híbridas para aprovechar sus ventajas.

Una de las partes fundamentales para el buen funcionamiento del motor eléctrico son las escobillas, ya que son las encargadas de hacer la conexión eléctrica entre la parte fija y la giratoria del motor; las escobillas fabricadas con carbones son las más utilizadas, pues transmiten adecuadamente la corriente eléctrica en motores y generadores eléctricos, encontrando diferentes tipos de escobillas para motores de corriente directa, para máquinas industriales, para anillos, de resorte, de cobre y se utilizan para la generación de energía en diferentes aplicaciones industriales.

En automóviles, encontramos las escobillas en los motores de arranque, que también son eléctricos y permiten que un propulsor de combustión comience a girar para poner en marcha el vehículo; también en este tipo de escobillas se utilizan carbones para su fabricación, ya que se requiere de un elemento que realice el contacto con el rotor y el estator para permitir el paso de corriente eléctrica.

El estator es un elemento base, que permite la rotación del motor moviéndose de forma magnética, no mecánica; se constituye de un conjunto de láminas de acero al silicio que permiten el flujo magnético con facilidad. Existen dos tipos de estatores: de polos salientes y ranurados; en los estatores de polos magnéticos, estos siempre son pares y se forman por pares metálicas para el buen funcionamiento del motor.

El rotor, por su parte, es el elemento que transfiere la energía eléctrica y la convierte en mecánica, este es un conjunto de láminas de acero al silicio y encontramos tres tipos: rotores ranurados, de polos salientes y de jaula de ardilla. La carcasa es otro componente del motor, encargado de proteger y cubrir al estator y al rotor; podemos encontrar carcasas cerradas, abiertas, a prueba de goteo, de explosiones o de tipo sumergible.

La base es el elemento que soporta la fuerza mecánica por la que opera el motor. La caja de conexiones es un elemento que protege al motor y a los conductores que lo alimentan para protegerlos de su operación mecánica. Por último, los cojinetes o rodamientos, que sostienen y fijan a los ejes mecánicos para reducir la fricción entre ellos, son indispensables para la operación de la parte giratoria del motor y se dividen en:

  • Cojinetes de deslizamiento: Funcionan con una película de aceite lubricante entre la barra del eje y la superficie de apoyo.
  • Cojinetes de rodamiento: Son más compactos que los de deslizamiento y se desgastan menos.

El mantenimiento preventivo del motor es indispensable para prolongar su vida útil y reducir las probabilidades de pérdidas o deformaciones; por este motivo se recomienda el mantenimiento preventivo, predictivo y correctivo, dando enfoque a la prevención para corregir los posibles defectos operativos que afecten a la maquinaria, antes de llegar a las acciones correctivas, que implican mayores costes.

Las principales acciones de mantenimiento preventivo se enfocan en inspeccionar periódicamente el motor y el sistema en general, para detectar las posibles problemáticas que pueden provocar la parada de la maquinaria, de modo que se puedan reparar los elementos que comienzan a dañarse antes de que ocasionen averías más costosas y difíciles de reparar.

Dentro de las principales problemáticas de un motor eléctrico se encuentran:

  • Dificultades para arrancar. Causa: no obtiene la suficiente energía eléctrica.
  • Arranca pero no alcanza una velocidad normal. Causa: la tensión en el motor es insuficiente y puede deberse a un cortocircuito o a una fase cortada en el estator.
  • Sobrecalentamiento del motor. Causa: un motor sobrecargado de energía, con mala ventilación o una conexión defectuosa que puede causar cortocircuito en el estator.
  • Motor ruidoso. Causa: algunos de sus componentes vibra debido a un posible cortocircuito, al sobrecalentamiento o a la falla de alguna de las piezas.

Es muy importante realizar el mantenimiento debido a los motores eléctricos, reemplazar las piezas o, en los peores casos, sustituir al motor, pues esto puede devolver la productividad al sistema; mantener en buen estado y ajustados correctamente el equipo puede evitar el sobrecalentamiento, cortocircuito o sobrecarga en el motor para protegerlo de daños mayores e irreversibles.

Revisar las escobillas fabricadas con carbones es importante, pues muchas veces el cambio de este elemento permite al motor eléctrico recuperar su funcionamiento y eficacia, pues su función es indispensable al servir de conexión entre el rotor y el estator, por lo que pueden evitar las pérdidas económicas que implica el fallo de la maquinaria. En Carbones Avante encontrarán la mejor opción para la fabricación de los elementos más importantes del motor eléctrico; llámenos y soliciten su cotización.

Entradas Recientes

Deja un comentario