El desgaste de los Carbones puede ser el principal causante de la falla en un motor eléctrico

Damos la más cordial bienvenida a todos y cada uno de nuestros lectores de cabecera que semana a semana entran al Blog de Carbones Avante, una empresa 100% mexicana que cuenta con muchos años de experiencia ofreciendo artículos ferreteros a miles y miles de mexicanos en todo el territorio nacional. En este nuevo artículo, los técnicos y especialistas de Carbones Avante les hablaran sobre las escobillas de Carbones, un elemento fundamental para lograr el funcionamiento correcto y eficiente de todos los motores eléctricos. En Carbones Avante estamos completamente seguros que la información de este artículo les será de gran utilidad para desarrollar su trabajo.

Estamos seguros que usted, en algún momento de su vida, ha mirado a través de las rejillas de ventilación de su refrigerador y se ha percatado de algunos de los elementos que componen el funcionamiento del motor. En algunas ocasiones es posible observar algunas chispas, pero no debe preocuparse, pues esto sólo es una señal de que el motor está funcionando de manera correcta y por eso produce esos pequeños chispazos que no representan ningún peligro. Asimismo, el arco que ha observado a través de las rejillas de ventilación no es más que la parte rígida, no giratoria, del motor.

Por otro lado, la parte giratoria o que se encuentra en movimiento se encuentra, en la mayoría de los casos, en un lugar más seguro para evitar los impactos o cualquier otro tipo de agente extraño que pueda arruinar su funcionamiento. Es importante decir que la parte giratoria es la encargada de brindar funcionalidad a los motores; de esta manera, los cepillos y los carbonos son pizas fundamentales para lograr el correcto funcionamiento de un motor eléctrico.

Los cepillos y los carbonos, en pocas palabras, podemos decir que son los encargados de permitir que la electricidad fluya a través de los demás componentes del motor para así producir el funcionamiento necesario para desempeñar la actividad para la cual ha sido destinado ese motor. Es importante decir y aclarar que las escobillas de carbono o los cepillos nunca se encuentran en movimiento, es decir que forman parte de la estructura rígida del motor; sin embargo, son fundamentales para el funcionamiento total.

Estos dos elementos son sostenidos por un elemento que también es muy importante para el motor: los sostenedores de escobillas de carbón. Este elemento del motor está compuesto por un pequeño resorte de cobre o aluminio que se encuentra ajustado a una cierta presión para permitir que las escobillas y los Carbones tengan la presión necesaria para que el motor funcione de manera adecuada y realice su actividad sin ningún contratiempo o falla que genere problemas en el aparato eléctrico.

Podemos decir que los sostenedores de escobillas de carbón, en conjunto con el resorte que compone a este elemento, juegan un papel muy importante para evitar el desgaste prematuro o excesivo de las escobillas de carbono. En caso de que el motor eléctrico no cuente con estas piezas en buen estado, el tiempo de vida útil y el funcionamiento del motor y del aparato eléctrico en sí mismo se verán seriamente reducidos, generando gastos que pueden afectar, tanto la economía de un negocio así como a la economía de la familia que depende de la producción de ese negocio. Por ello, es muy importante dar mantenimiento de forma constante a las escobillas de carbón y al sostenedor.

Si bien es cierto que los motores eléctricos producen pequeñas chispas, las cuales indican que el motor está funcionando de forma correcta, lo cierto es que puede llegar un punto en donde las chispas sean demasiadas, lo que es un indicativo de que el motor no está funcionando de forma correcta. El exceso de chispas no es más que un indicador de que las escobillas, los Carbones y el sostenedor de escobillas no andan en buen estado.

El desgaste de estos elementos del motor eléctrico produce una fricción que no es para nada natural, generando un paso de energía eléctrica a medias que evita que el aparato eléctrico funcione al 100%. Los casos más frecuentes de desgaste de escobillas de carbón se encuentran en los taladros, los refrigeradores, las lavadoras, las soldadoras e, inclusive, en el esmerilador. El porcentaje que los expertos han arrojado sobre el mal funcionamiento de un motor y que está relacionado con el desgaste de las escobillas de carbón o con el sostenedor supera el 60%.

En esos casos, es necesario realizar una revisión minuciosa de los cepillos para corroborar que es allí en donde se encuentra la falla o el problema de rendimiento del motor. Si es el caso, un buen equipo de escobillas de carbón o un sostenedor nuevo permitirá que el motor eléctrico funcione nuevamente de forma adecuada. Lo cierto es que siempre, sin ninguna excepción, el par de escobillas que se instalen deben ser de la misma marca, ya que de no ser así, el tiempo de vida útil de estos elementos se verá disminuido hasta en un 50 por ciento.

Si usted desea conseguir un par de escobillas de Carbones, lo mejor será que acuda con los expertos de Carbones Avante, una empresa mexicana que cuenta con más de 10 años de experiencia en el mercado y que gracias a ello hoy en día ha logrado comprender con sumo detalle las necesidades más importantes de los consumidores de México. Asimismo, su amplia experiencia le ha permitido posicionarse como una empresa líder en artículos ferreteros, por lo que cada día son más y más los mexicanos que compran su material en esta exitosa empresa de talla internacional.

Entradas Recientes

Deja un comentario