¿Qué debes saber antes de usar una máquina de soldar?

La máquina de soldar es una evolución de los métodos de aleación y forja, se utiliza para generar una llama que calienta dos elementos, a través de la electricidad, permitiéndonos crear una unión fuerte y resistente entre ellos. Aunque el proceso es simple, para realizar soldaduras correctamente es necesario contar con cierta información desde el momento de la compra, de manera que, aquí en Carbones Avante, nos daremos a la tarea de orientarte sobre las máquinas de soldar para que puedas elegir una con toda seguridad y confianza

Lo primero que debes saber es si la máquina que estás eligiendo es de corriente alterna (c.a.) o de corriente directa (c.d.). Lo más recomendable, por su eficiencia y costo, es optar por una de corriente alterna. Las máquinas de corriente alterna son mejores para realizar reparaciones por lo cual resultan una herramienta muy práctica y útil en la reducción de costos.

Ciclo de trabajo.

El ciclo de trabajo de todas las máquinas de soldar es de 10 minutos, dentro de este ciclo existe un rango de minutos en los cuales puedes operar con mayor seguridad y posteriormente debes dejar enfriar tu equipo. Cuando la corriente de salida de una máquina se reduce, su ciclo de trabajo aumenta, debido a esto se recomienda que cuentes con un amperímetro o voltímetro. Esta herramienta te permitirá medir la salida de corriente, relacionada con el ciclo de trabajo de tu máquina.

Si no cuentas con amperímetro o voltímetro en casa lo mejor es que lo compres al mismo tiempo que la máquina soldadora, incluso puedes comprar una máquina de soldar que tenga integrado un voltímetro o regulador de voltaje.

Energía para soldar.

Lo segundo que necesitas es recordar que las máquinas de soldar funcionan con electricidad, por lo tanto te comentaremos algunos aspectos básicos relacionados con ellas. La energía utilizada por una máquina de soldar proviene de un arco de electricidad, esta electricidad produce calor debido a la resistencia generada cuando se separan el electrodo y la pieza de trabajo. La resistencia y la cantidad de corriente que pase por el electrodo tendrán una influencia directa en la velocidad de la generación de calor.

Las máquinas de corriente alterna, como las que te hemos recomendado, transforman la corriente que reciben (de alto voltaje y bajo amperaje) en un tipo útil y seguro para realizar soldaduras, gracias al sistema con el que cuentan.

Soldando seguro.

Como con cualquier equipo y maquinaria, es necesario repasar algunas medidas de seguridad antes de que enciendas la máquina de soldar.

1.- Aleja a los niños del área de trabajo.

2.- Utiliza una pantalla para soldar  ligera y de cristal no muy claro.

3.- Lleva siempre guantes de cuero, botas de cuero y gafas de seguridad.

4.- Viste ropa oscura resistente al fuego, de lana o algodón, nada de telas sintéticas que pueden fundirse con el calor.

5.- Revisa el lente para ver si tiene grietas antes de encender la máquina.

6.- Colócate orejeras o tapones para los oídos para evitar el ruido producido por el trabajo, y las chispas o partículas diversas en el oído.

7.- Revisa que los cables siempre estén bien ajustados antes de encender la máquina.

8.- Utiliza siempre una toma de corriente en buen estado.

9.- Trabaja en un lugar limpio, ordenado y ventilado, para minimizar accidentes.

10.- Mantén cerca un extintor o un contenedor con agua.

11.- Procura no trabajar solo, en caso de que suceda un accidente, o mantén un teléfono a la mano en caso de emergencia.

Partes de la máquina.

Para poder dar un mantenimiento mínimo y mantener en óptimas condiciones tu máquina es necesario que conozcas sus componentes, por lo tanto, revisaremos los más básicos a continuación.

Todas las máquinas de soldar cuentan con cuatro tipos diferentes de componentes: los fijos, los electrónicos, los eléctricos y los mecánicos. Entre los más importantes encontramos:

  • La máquina de soldar: Es la pieza más cara de comprar, dependiendo de la máquina que tengas. También es la parte más importante pues se encarga de convertir la corriente recibida en corriente útil para trabajar. Si vas a utilizar una técnica o disciplina especial para soldar, requerirás máquinas con diferentes especificaciones (con electrodo, de hilo continuo, etcétera.)
  • Cables de maza y pinza: Por ellos pasan las corrientes positiva y negativa.
  • Varilla de soldadura o electrodo: Material que se utiliza para la soldadura. Las varillas pueden ser de distintos tipos de acero y calidad, dependiendo del material con el que se esté trabajando. Se colocan en el porta electrodos.
  • Cable para conectar a la corriente.
  • Botón de apagado y encendido.
  • Seguro de la soldadora eléctrica: asegura el electrodo y proporciona una mejor soldadura.

Mantenimiento

Por último, para que toda máquina soldadora permanezca en buenas condiciones y con una óptima vida útil es necesario recordar darle mantenimiento. Debido a las características específicas de los distintos tipos de máquinas, es recomendable que reciban una atención especializada cada cierto tiempo, sin embargo, existen ciertos cuidados mínimos que puedes brindarle a tu equipo para evitarle daños.

1.-  Siempre apaga y desconecta el equipo cuando termines de usarlo.

2.-  Guarda tu soldadora en un lugar seco.

3.- Revisa que los componentes de tu máquina no se sobrecalienten, que no se obstruya el ventilador y que no se suelten las conexiones.

4.- Limpia ti máquina del polvo tanto externo como interno. Para la limpieza interna puedes utilizar aire comprimido.

Ahora ya cuentas con la información necesaria para entrar al mundo de las máquinas soldadoras y realizar tus tareas con seguridad. Te garantizamos que en el catálogo de Carbones Avante encontrarás la máquina soldadora que buscas, o si lo deseas, puedes contactarnos y te daremos una atención personalizada.

Entradas Recientes

Deja un comentario